¿Cómo se instala un ventilador de techo?

¿Cómo se instala un ventilador de techo?

La instalación de un ventilador es una tarea que debe considerar ciertas precauciones, herramientas y preparaciones por lo que usualmente solicitamos apoyo técnico, pero es algo que podemos realizar nosotros mismos si nos atrevemos. A continuación te presentamos los pasos para la instalación de la mayoría de los modelos en el mercado:
  1. La posición en el techo debe considerar una distancia de 46 a 61 centímetros de cualquier pared cercana. Usualmente se aprovecha la roseta de la iluminación existente, que se encuentra en una posición céntrica en la habitación (pensando también en modelos de ventilación con lámpara incluída).
  2. Se bajan los interruptores/fusibles que suministran electricidad a la casa, o el circuito que incluye el cableado en el que estaremos trabajando en caso de tener un panel con distintas áreas.
  3. Se retiran focos y se desatornilla la lámpara o roseta existente con un desarmador plano, para después desatornillar los cables de luz que están conectados a la lámpara o roseta.
  4. Con un desarmador de cruz/estrella se retira el soporte del ventilador, para luego atornillarlo en la base del techo, donde antes estaba la roseta o lámpara, asegurando que está firmemente sujetado.
  5. Pasa los cables del ventilador por el casco o guarda protectora que ocultará el soporte recién instalado, que luego se atornilla al cuerpo del ventilador. En caso de tener techos elevados, está la opción de incluir un tubo extensor para bajar a una altura de 2.1 metros con respecto al piso, o ideal promedio 2.5 metros para mejor flujo de aire.
  6. Se cuelga el motor del ventilador en el gancho incluido en el soporte, para facilitar la conexión de los cables de electricidad. Se unen los cables con tuercas para empalme de cables siguiendo las indicaciones de diagrama eléctrico que vengan en el instructivo.
  7. Una vez hechas las conexiones de los cables, se guardan los cables dentro del casco protector y ahora se atornilla dicho casco a la base, asegurando que la instalación quede firme.
  8. Se atornillan los complementos de las aspas, de forma que el diseño quede boca abajo; dependiendo del modelo, algunos son de dos vistas o tienen un patrón especial como entramados de madera y tejido que deben quedar a la vista desde la perspectiva de quien mira hacia arriba.
  9. Se retira la tapa central para atornillar las aspas en su posición en la base central, utilizando la firmeza necesaria para fijarlos sin barrer los tornillos.
  10. Se atornilla de nuevo la tapa central y se conectan los cables/conectores en caso de ser un modelo con lámpara incluída. Después de ello se atornilla la base de la lámpara a la tapa central.
  11. Se restablece la electricidad para comenzar a disfrutar de tu nuevo ventilador.



Comentarios

Entradas populares de este blog

Ahorro de energía con ventiladores industriales eficientes

8 pasos para diseñar un sistema de ventilación industrial